Te voy a contar algo...

Que tu negocio despegue (o no) depende de muchas cosas.

Puede que necesites un empujón, una mejora en tu web, para esas personas que no se terminan de decidir, lo hagan por ti.

O que no te conozcan del todo porque no muestras (en condiciones) lo que ofreces.

O que no sepas llegar a ellas.

Vamos, que puede ser por mil motivos, pero, lo que es cierto, es que una buena comunicación con tus clientes te ayuda a conseguir el éxito.

Y para llegar a él, los textos de tu web influyen, seguro.
Ese es mi trabajo.

Me llamo Bea Martín y soy copywriter

Así empieza todo...

Estudiar Arquitectura Técnica, no me enseñó a vender, pero sí a pensar.
Me formó como una persona que busca soluciones, que se pregunta el por qué de todo y que no para hasta encontrar respuestas.
Trabajar de ello, bueno, no funcionó.

Mi primer sueño fue prepararme para ser bombera, durante 4 años.
Aprendí mucho de disciplina, cumplir horarios de entrenos, estudios, dietas…
No lo conseguí.

La crisis de la construcción me llevó a la hostelería, y fueron los años más importantes de todos.
(Y no por felices)

... así continúa...

Tomé la decisión de que ya no iba a estar en trabajos como estos nunca más.
Que no me hacían feliz.
Que no me llevaban a ningún sitio.
 Pero salió algo bueno:
aprendí a vender, a acercarme a otra persona, perdí esa timidez que te impide hablar con alguien que no conoces.
A que confíen en ti.
A dar argumentos que hagan pensar, decidir y comprar.
Cada uno de los trabajos y de las situaciones vividas han creado a la copywriter que soy.
El copywriting es ahora mi vida.
Soy feliz con lo que hago.

..., y esta es mi vida hoy

He creado una vida para compartir con quién más quiero, Zero.
(lo has conocido arriba)
Tenerlo a mi lado, mientras trabajo, es necesario para mí ahora.

Me gustan muchos los animales, todos, y, por eso mismo, no me los como.
Soy vegetariana desde hace años.
No soporto llegar tarde, ni que lo hagan los demás.
Tampoco a quién que no da las gracias, ni valora lo que hacen por él.

Considero «The Office» brutal (el mundo necesita más Michael Scott).
No tengo (el más mínimo) interés por las redes sociales, por ninguna.

Mi definición de paraíso es: bucear.
La sensación de estar bajo el agua  no se puede describir.
La experiencia de nadar entre tiburones, nunca se olvida.

Esta es la idea que quiero que tengas de mí.